Peinados: Cómoda y Ejecutiva

Siempre y en toda circunstancia estamos en la busca de lucir espectaculares a lo largo de todo el día, inclusive en las horas de trabajo, mas asimismo de una imagen que represente nuestra situación, con lo que podemos asistirnos con estos peinados que son perfectos y nos dejan estar cómodas.

El corte de pelo bob, las colas de caballo y los moños, los peinados más tradicionales, son idóneos para ir a trabajar por el hecho de que reflejan profesionalidad.

SOBRIA Y ELEGANTE

Apuesta por moños o bien colas de caballo. Estos son peinados arreglados y seguros, independiente de la ocasión. Lo que puedes es hacer alteraciones de exactamente los mismos, dándole tu toque personal, por ejemplo: Altos, con hebras plenamente sostienes y flequillo; Bajos, pegados a la raíz, que tienden a marcar menos el pelo y los puedes soltar sin temor  que quede el pelo marcado.

Los Moños
Un moño suelto, aunque puede dar la imagen de un look desentendido, asimismo es fresco, y sostiene un toque muy elegante. Eso si, que este bien recogido tipo al de ballet. Para hacértelo, cepíllate realmente bien el pelo, emplea laca, hazte una cola y después, retorciendo y enrollando la cola cerca de la base sin tensarla mucho y poniendo las horquillas de forma azarosa. Entonces sácate unos flequillos, te va a quedar ¡Fenomenal!

El moño bajo: Transmite seriedad y en la actualidad la tendencia es llevarlo con el pelo muy llano, pegado a la cabeza. Pone un tanto de gel sobre tu pelo, desde las raíces, peina bien y hazte la raya al lado, peina tu pelo cara atrás y recógelo en un moño a la altura de la nuca. No lo aprietes, déjalo un tanto suelto.

El moño alto: Puede ser realmente complejo, además de esto afinan siempre y en toda circunstancia los semblantes, sobre para las formas de cara redondas y ovaladas. Ten mucho cuidado, no es recomendable que luzca altísimo, te va a dar un toque bien interesante mas siempre y en toda circunstancia en su justa medida. Recoge el pelo con una coleta alta, dejando algún mechón fuera.

La cola de caballo
En sus diferentes estilos son una genial y simple opción. La cola que es un tanto suelta, es para suavizar el look. Esta la puedes poner tenuemente cara un lado. Este peinado es conveniente para todos las clases de pelo, salvo para el pelo cortísimo.

Si deseas atreverte un tanto más y empezar a marcar tendencia, las versiones de recogido lateral del pelo son ideales.

Cola y pelo con volumen: En el momento en que ya hayas tomado el peine, recogido y atado todo tu pelo en una cola de caballo, toma un mechón de pelo y envuélvelo cerca de la banda flexible, te va a dar un look más sotisficado.

La cola de caballo alta: Precisas el pelo llano y refulgente. Lo que debes hacer es peinarlo bien, preferentemente pasarte la plancha. Entonces que recogerlo y apretarlo con fuerza con una goma de pelo, tomas un fino mechón de pelo y envuelves la goma enrollando cerca de la coleta y fíjalo con una horquilla, entonces aplícate un tanto de laca.

Estos fáciles peinados los vas a poder llevar en cualquier instante, y con mucho estilo. Asimismo les puedes dar tu toque personal con algún accesorio que lo resalte