Nutrición Sana y Consciente

En estos tiempos para todas y cada una no es una novedad que la salud y belleza van de la mano, y para esto debemos tener una nutrición, estructurada con una dieta que nos enseñe a comer  de forma consciente y gozando al límite de el alimento.

Por el ritmo de vida que hoy en día llevamos ¡no gozamos nuestra comida! y la mejor manera es  gozarla y  degustarla, de ahí que elegimos estos breves consejos que aguardamos te asistan hacerlo.

Aprende a Oír tu cuerpo

¿Cuántas veces no oíste esa oración? Puesto que ¡es cierto! el nos hace saber qué nos apetece o bien que nos hace daño, mas en ocasiones hacemos oídos suecos a estas señales.
Mientras que hagas tus comidas de forma relajada y feliz, dedicándole un instante de calidad vamos a poder  gozar absolutamente de cada mordisco que nos llevamos a la boca. Mas de seguro, te preguntas ¿De qué forma lograrlo?, toma nota:

1. No tienes por qué razón tener horario: Hazlo ¡Cuando tengas apetito!
En muchas ocasiones nuestro cuerpo nos da señales de apetito, de ganas de comer reales. En ocasiones una sensación en la boca del estómago, debemos aprender a conocer esas señales.

dos. Dedicale un tiempo
Tu cuerpo te señalará si tienes apetito real, al hacerlo desconéctate: Apaga la computadora , acalla el móvil y prepara tu plato reposadamente, y degusta verdaderamente tu comida ¡Mordisco a mordisco!. Si debes comer en 10 min. por tu trabajo, que sean los mejores 10 minutos, deja las preocupaciones a un lado. Degusta y goza de los comestibles, masticando reposadamente. Si estás en casa, siéntate en la mesa y desconecta del planeta

tres. Goza de los comestibles
Fuente Fotográfica: authoritynutrition.com
Debes comer lo que te agrada. Busca la forma de comer saludable y natural, mas lo que te agrada, no te fuerces a comer algo si no es de tu agrado, muy frecuentemente no nos agrada algo y por una dieta nos forzamos a ingerirlo ¡No lo hagas!.

cuatro. Come despacio
Cuando estamos apurados, estresados o bien tenemos preocupaciones ¡tragamos!, literalmente no masticamos bien los comestibles y los ¡tragamos!. Hay algunos trucos que nos pueden ayudar: Dejar los cubiertos en la mesa entre mordisco y mordisco,  meditar en algo agradable cuando llevas el alimento a la boca, aparejos más pequeños, degusta tu comida de forma deliberada.

Cuando comes más despacio y gozas de el alimento verdaderamente y esto te va a ayudar a tener una digestión mucho sana.
Crea hábitos saludables, el propósito es lucir ¡Hermosas y Sanas!