Madre después de los 40.. Una realidad cada vez pero común.

El reto más grande para nosotros en la clínica y sin ningún género de dudas el proyecto más valioso para nuestras queridas parejas.

HEROINAS SIN PRECEDENTE: Una mujer que llega a esta edad sin tener hijos, en la mayor parte de las ocasiones lo hace pues su F.P. y desarrollo personal le ha ocupado gran parte de su juventud. Otras, talvés, pues no hallaron el amor de su vida, o bien pues nos dedicamos por entero a servir a el resto, dejándonos de lado a nosotras, a veces, es culpa de algún género de nosologías. Cualquiera que haya sido la causa de infertilidad no es relevante, lo vital aquí es el valor y el deseo avasallante de estas pacientes cuando procuran nuestra ayuda.

HEROINAS verdaderas, porque; pese al reloj biológico, de los preceptos sociales y de los mitos patológicos y del peligro de salud para ellas, su MADURO y DECIDIDO deseo, supera nuestras esperanzas. Se someten responsablemente a todas y cada una de las pruebas, su positivismo contagia a todas y cada una de las pacientes en nuestra sala de espera, irradian esa energía que nos ofrece cosas buenas y positivas, y lo más precioso, sus tomas, son tan deseados, tan anhelados que desarrollan un agrando nudo de aprecio y comunicación con sus tomas, se toman muy de verdad las recomendaciones dadas para su embarazo y eso hace que sean exactamente, las que menos dificultades presentan.

SU REALIDAD BIOLOGICA: cuando ya se pertenece al conjunto de mujeres infértiles tras los 37 años de edad, debemos acelerar la busca, y nuestra recomendación es que asistan a un especialista de fecundidad pues las probabilidades de concebir por vía natural desde este instante se van a ver poco a poco más reducidas.

Conforme nos hacemos mayores, aumenta el número de anaeuploidías (óvulos de mala calidad, y con carga genética perturbada), y reduce la capacidad de implantación del feto en el útero materno.

Además de esto, se relaciona la edad materna a un mayor número de abortos y anomalías congenitas.

Si tenemos en consideración todo lo precedente, podríamos meditar que nos encaramos a un camino duro y sin muchas ocasiones, mas no es así, por fortuna, muchos de estos peligros son prevenidos cuando asistes a tiempo a un especialista en infertilidad, y tenemos la ocasión de valorar el desarrollo embrionario en nuestros laboratorios ya antes de la trasferencia, nos ocupamos de escoger embriones que tengan una evolución normal, y que nos garanticen que los tomas van a venir sanos.
Además de esto, ofrecemos el diagnóstico genético preimplantacional (PGD), consistente en hacer el estudio genético de tu toma ya antes de trasferirlo al útero con la intención de estar totalmente seguros de que va a ser un toma sano.

Nos ocupamos de preparar apropiadamente el endometrio y todo el ambiente materno para reducir al límite el rechazo del feto por la parte de su madre. Y de estudiar meticulosamente los espermatozoides y óvulos ya antes de efectuar el proceso de fertilización.

Tras examinar todas y cada una estas variables, tras ver el valor de nuestras mamas de 40 y más y tras ver la sonrisas de nuestros tomas, nos sentimos muy orgullosos de tener entre nosotros este distinguido conjunto de pacientes.