Hidratación: Mitos y Realidades

Siempre y en todo momento leemos muchas cosas sobre la relevancia de la hidratación para nuestra salud y belleza, mas hay una saturación de información a este respecto. Por este motivo, les quisimos ofrecer un resumen de los mitos y realidades que envuelven el tema de la hidratación.

Cuántas veces nos hemos preguntado: ¿Debo tomar 8 vasos de agua al día? ¿Las frutas me proveen del agua precisa? ¿El café me puede desecar? Aunque el agua es precisa para todos y cada uno de los procesos metabólicos del cuerpo, transporta nutrientes a las células y ayuda a quitar toxinas del cuerpo, mas tampoco debes tomar en demasía para eludir la retención de liquido.

MITO 1: Debo tomar 8 vasos de agua al día.

Todos y cada uno de los cuerpos son diferentes,  todos precisamos un buena dosis de hidratación diaria, lo recomendado es dos,5 litros al día para las mujeres y tres,5 para los hombres. No obstante, las necesidades cambian, depende de la edad, el sexo y el nivel de actividad. Generalmente, por cada 25 kilogramos de peso anatómico se precisa cerca de un litro de agua. Mas toma en cuenta que una persona sana satisface apropiadamente sus necesidades de hidratación guiándose por su sed.

MITO 2: El agua fría me hidrata más.

La temperatura de tu agua realmente no importa, los líquidos calientes, tibios o bien fríos, te hidratan de exactamente la misma manera, si bien la temperatura afectará la velocidad a la que los consumes.

MITO 3: Los comestibles me hidratan.

Las frutas y verduras podrían proveerte  del 20% del agua que precisas. Cuando incluyes frutas y verduras, y tomas líquidos con las comidas. Mas es precisos que ingieras agua, no te proveen de todo el liquido que tu cuerpo requiere. Si no se toma la precisa, difícilmente se cumple el requerimiento diario.

MITO 4: El café me deseca.

La cafeína en ciertas personas puede actuar como diurético y la deshidratación ocurre cuando tu cuerpo desecha más fluido de tu cuerpo de lo que precisa para marchar.  Y esto no solo lo puede generar el café.

MITO 5: La sed es buen indicador.

La sed puede representar un indicador tardío. Muchos especialistas mantienen, que tenemos el hábito perjudicial de aguardar a tener sed para el consumir líquidos cosa que es un fallo, en tanto que la sed es indicador tardío de deshidratación. Por consiguiente, no debemos aguardar a que la sed sea el factor para la ingesta de líquidos.

MITO 6: Tomo los ocho vasos de una vez en la mañana.

La manera de hidratarse adecuadamente es hacerlo progresivamente durante el día, no es recomendable hacerlo todo en un instante. Cuando se ingiere líquido poquito a poco, el organismo lo asimila mejor y lo puede transportar a su ritmo por todo el cuerpo.

Para estar preciosas hemos de estar sanas
Fuentes consultadas: Entrevistas y también informes de European Hydration Institute, Angelita Marín, miembro del Instituto Mexicano de Nutriólogos, Universidad de Connecticut en U.S.A..