cinco Pasos: Maquillaje para la oficina

La apariencia personal es nuestra carta de presentación en nuestro trabajo, y debemos tener en consideración de qué forma nos maquillamos. Sin embargo, tomando en cuenta que en las mañanas se dispone de poco tiempo para conseguir un buen maquillaje.

Cuando se habla del maquillaje para la oficina hay que manejar primordialmente estos términos: sencillez y elegancia. En lo que se refiere a los colores, depende mucho de la personalidad de cada quién, no obstante el look ideal está basado primordialmente en ojos fáciles, máscara para las pestañitas, y un labial claro que haga juego con nuestro atuendo. Prosigue los próximos cinco pasos y te vas a ver perfecta con poco tiempo para ir a la oficina.

Paso 1

Piel: Antes de nada, tu piel ha de estar hidratada ya antes de percibir cualquier clase de maquillaje, de esta forma el maquillaje va a poder destacar verdaderamente tu semblante más no opacarlo.

Paso dos
Pone un tanto de corrector en las áreas del semblante en las que haya menos luz, esto es, bajo los ojos y por sobre las cejas. Entonces aplica la base a fin de que quede uniforme el tono de la piel, no olvides aplicar el polvo en el cuello y escote.

Paso tres

Mejillas: Aplica un color de rubor que no haga tanto contraste con tu piel. Colócalo en los pómulos y un tanto en la barbilla

Paso cuatro

Mirada: puedes aplicar sombras de colores claros y rímel, trata de no exagerar en la aplicación de los dos.

Paso cinco

Labios: Aplica el labial de tu preferencia que no sea de colores tan oscuros

Con estos fáciles pasos vas a estar más que lista para ir a la oficina destacando la elegancia y belleza de tu semblante.